Esquema de Rotación para Punción de Insulina Subcutánea en Paciente Crítico

(32 votos)
  1. 4.5/5 estrellas
  2. Inicia sesión para puntuar
  3. Inicia sesión para puntuar
  4. Inicia sesión para puntuar
  5. Inicia sesión para puntuar
  6. Inicia sesión para puntuar

Datos generales

Nombre corto: Rotación en punción de insulina subcutánea. Fecha de publicación: 14/03/2012 Resumen básico: Ante la evidencia del aumento del número de pacientes (tanto diabéticos como no diabéticos) a los que se les controla la hiperglucemia mediante pautas correctoras de insulina, surge la necesidad de establecer un método sencillo que favorezca la rotación en los puntos de punción de la insulina subcutánea. Se identifica la necesidad de saber de un modo rápido cuál fue la zona del paciente elegida por el enfermero/a o el turno anterior para cambiar al siguiente lugar en el esquema. Realizamos un dispositivo con forma de círculo de un material rígido donde se puede ver un esquema corporal con las zonas de punción de insulina coloreadas y numeradas y al que mediante un broche o corchete se le adapta una flecha rígida que se va girando y dejando ubicada en el último lugar donde se realizó la punción de insulina por el enfermero/a anterior o en el turno anteriores (se adjunta esquema). Con este esquema conseguimos un orden de rotación claro para ubicarlo en el atril del box donde se encuentra el paciente. Estrategia: Innovación organizativa

-Diseño de un esquema corporal sobre un círculo de material rígido, donde se colorean las zonas más recomendadas para la punción de insulina subcutánea y en el que se adapta mediante un broche o corchete una flecha rígida que en su giro va señalando la zona utilizada en la última punción.

-Presentación del dispositivo a los responsables de la unidad y al personal de enfermería.

-Se realizan varios para disponer de uno para el atril de cada uno de los pacientes con pauta de insulina subcutánea.

Centro de trabajo: HOSPITAL SAN CECILIO
Nombre:HOSPITAL SAN CECILIO
Tipo de centro de trabajo:Hospital
Organización:Servicio Andaluz de Salud
Provincia:Granada

Personal responsable

Planificación

Fecha de inicio: 19/12/2011
Fecha de fin: 04/03/2012
Implantada desde: 04/03/2012

Objetivos y razones

Justificación/contexto:

La UCI del Hospital Universitario S. Cecilio de Granada atiende a muchos pacientes con diferentes tipos de patologías.
En el año 2011 el total de ingresos de pacientes críticos fue de 1.184 con una estancia entre 4 y 5 días de media, dando un nivel de ocupación del 72% para 18 camas.

Según una publicación de la revista Elsevier Doyma de medicina clínica:
Tratamiento de la hiperglucemia en el hospital (Med Clin (Barc). 2009; 132(12):465–475)

Los individuos con diabetes constituyen un porcentaje desproporcionado y creciente de los pacientes hospitalizados. Conforman un 30–40% de los pacientes atendidos en los servicios de urgencias hospitalarios, un 25% de los hospitalizados, tanto en áreas médicas como quirúrgicas, y alrededor del 30% de los pacientes sometidos a cirugía de derivación aortocoronaria.

Estudios preliminares en pacientes críticos mostraron que un mayor control de las glucemias se traducía en mejores resultados.

En un ensayo clínico con un diseño antes-después se encontró que la
aplicación de un protocolo dirigido a mantener glucemias por debajo de 140mg/dl en pacientes críticos se asociaba a una reducción de la mortalidad, la morbilidad y la estancia en la UCI.

En el paciente en estado crítico por su situación de:
- Infección.
- Inflamación.
- Hipoperfusión.
- Hipoxia.
- Quemaduras.
- Traumatismos, etc.
Se dan una serie de cambios adaptativos metabólicos y circulatorios definidos actualmente como Síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SRIS).
Es la respuesta fisiológica del organismo a la agresión, produciéndose como consecuencia lo que se ha dado por denominar hiperglucemia de estrés.

Por lo tanto la hiperglucemia es una de las alteraciones metabólicas predominantes en pacientes en estado crítico, tanto diabéticos como no diabéticos y el tratamiento con insulina es una necesidad en la mayoría de los casos.

La necesidad de controlar de manera estricta los niveles de glucemia, incluso en pacientes no diabéticos, ha surgido recientemente tras la publicación de los resultados que indican que con ello puede conseguirse un descenso en la morbi-mortalidad de los pacientes críticos.

Sobre la base de lo expuesto anteriormente, en diciembre de 2011 se creó un grupo de “mejora de control de glucemias en paciente crítico” compuesto por ocho enfermeras y dos intensivistas.

Durante la primera reunión se llegó a la conclusión de que era imprescindible mejorar la formación acerca de los trastornos de glucemia en paciente crítico, tanto diabético como NO diabético.

Se organizó un curso de 8 horas, repetido en seis días consecutivos, para llegar al máximo número de profesionales.

Durante el transcurso de la docencia y en el tiempo de prácticas se observaron varias actividades susceptibles de mejora.

Se llegó a la conclusión de que la mayoría de los enfermeros ponen la insulina subcutánea en el cuadrante superior lateral o posterior de los brazos y por defecto en el más cercano a la zona del control de enfermería.

En todas las guías con recomendaciones básicas para pacientes diabéticos se incluye la necesidad de rotar las zonas de punción de insulina subcutánea para evitar la aparición de complicaciones como las lipoatrofias y lipohipertrofias.

En el paciente crítico diabético tipo I, tipo II o con hiperglucemia por estrés,
el control de la glucemia se realiza con insulina subcutánea o IV dependiendo de la situación en la que se encuentre.

Actualmente las pautas que se utilizan son BASAL+BOLUS+PAUTA CORRECTORA, en las que se utiliza una insulina de acción rápida (actrapid) en desayuno, comida y cena, y otra basal de acción retardada (glargina o detemir) que suele pautarse a las 23 horas ó en dos dosis/día dependiendo de las necesidades.

Esto supone para el paciente un total de cuatro inyecciones subcutáneas en las 24 horas para el diabético y una media de tres al día en hiperglucemia por estrés donde se utilizan pautas correctoras.

Actualmente no disponemos de ningún registro donde quede reflejada la última zona elegida para la punción de insulina.

Llegamos a la conclusión de que es importante tener un modo sencillo de saber el lugar elegido para la punción de insulina subcutánea en el turno anterior,de forma que mantengamos una rotación adecuada durante la hospitalización.

Objetivos:

- Garantizar de un modo barato y sencillo la rotación de las zonas de punción de insulina subcutánea en los diferentes turnos de trabajo.

- Favorecer la continuidad de la rotación de punciones que el paciente diabético realiza en su domicilio durante su ingreso hospitalario.

- Recordar esquemáticamente las zonas de punción más recomendadas.

- Impulsar criterios de calidad y hábitos saludables.

Actividad:

-Diseño de un esquema corporal sobre un círculo de material rígido, donde se colorean las zonas más recomendadas para la punción de insulina subcutánea y en el que se adapta mediante un broche o corchete una flecha rígida que en su giro va señalando la zona utilizada en la última punción (se adjunta esquema).

-Presentación del dispositivo a los responsables de la unidad y al personal de enfermería.

-Se realizan varios para disponer de uno para el atril de cada uno de los pacientes con pauta de insulina subcutánea.

Innovación:

Crear un dispositivo sencillo que a simple vista nos proporciona información rápida de la zona elegida por el anterior profesional para garantizar una rotación adecuada en la punción de insulina subcutánea.

Contribuir en la formación del paciente para que al alta, si continua necesitando insulina conozca el modo de evitar complicaciones como las lipodistrofias y lipoatrofias causadas por inocular la insulina en la misma zona.

Finalización

Resultados:

La idea ha sido aceptada por la mayoría del personal, considerándola como una mejora evidente en la técnica de punción de insulina subcutánea.

Los pacientes en los que se ha utilizado nos han manifestado su aprobación y nos han sugerido que la presentemos a la asociación de diabéticos de Granada.

Conclusiones:

En la unidad de cuidados intensivos donde los procesos de atención son complejos y donde se introducen con frecuencia registros de técnicas nuevas,tiene una buena acogida la introducción de dispositivos que nos faciliten información del modo más esquemáticamente posible.

El aumento de punciones de insulina subcutánea tanto en el paciente crítico diabético como no diabético, junto con nuevos protocolos de tratamiento insulínico introducidos en la UCI, hacen que nos planteemos la necesidad de mejorar la técnica de punción subcutánea hasta ahora utilizada ya que la mayoría de los enfermeros/as dicen elegir para la punción de insulina el cuadrante superior lateral o posterior de los brazos.

Con el esquema de rotación para los puntos de punción de insulina subcutánea contribuimos a un mayor rendimiento y eficacia en la práctica de esta técnica.

comentarios

Fondo Europeo de Desarrollo Regional Consejería de Salud y Bienestar Social - Junta de Andalucía